Libro de armoria

heraldica apellido
QUERALT

QUERALT

Catalán. De gules, leopardo de oro, coronado de lo mismo. Blasón de Berenguer y Guillermo Queralt, compañeros del infante don Alfonso de Aragón, en su primera expedición a Cerdeña. Año 1323. [J. Gramunt].

Escudo de Berenguer y Guillermo Queralt, según J. Gramunt.



QUERALT

Catalán. De gules, un leopardo leonado de oro, coronado de lo mismo, membrado de gules, armado de sable. Blasón de Guillem Bernat de Queralt. S. XI. [Fr. Tarafa, ms][B. Mestre] [B. de Llupià] [J. P. Colomer, ms].(*)
Catalán. De Santa Coloma de Queralt. De gules, un león rampante de oro. [Ms 161] [J. R. Vila, ms] [Ms B-87].
Catalán. Escarcelado 1º y 4º, de plata, con tres fajas rojas; 2º y 3º, rojo con león de oro. [J. del Corral].
Catalán. De la Pobla. De oro, una águila bicéfala de sable, con las alas altas, becada y armada de oro. [Ms 161] [Fr. de Alós].
Catalán. De Tremp. De oro, un lebrel de sable, puesto en banda, collar de plata, linguado y armado de gules; bordura endentada de sable. [J. R. Vila, ms] [Fr. de Alós].
Catalán. Partido: 1º, de gules, un león coronado; 2º, de oro, águila de dos cabezas coronadas, todo de sable. “Familia originaria de Pobla de Segur, en la Conca de Tremp. Condado de Pallas, Noble y de mucha antiguedad. Por haberse acabado, queda unida con la casa de Areny Barón de Claret.” [P. Costa, ms].
Catalán. De Tremp. De oro, un lebrel rampante de sable, acollarado de gules; bordura dentellada de gules. [Fr. X. de Garma].
Valenciano. De Ayora. De sinople, un castillo de plata, aclarado, de gules y mazonado de sable, encima de un monte. Blasón de Ramón Queralt. Año 1540. [A. Sales].

Sarcófago de un miembro de esta familia, con el escudo de armas labrado en el enterramiento de los Queralt, ubicado en el monasterio de Santes Creus. S. XIII. (Tarragona).


Sarcófago de Pere II de Queralt y de su esposa, en Santa María de Bell-lloc (Queralt).


Detalle frontal del sepulcro de esta familia en Santa Coloma de Queralt (Tarragona). Relieve situado en la parte inferior del sarcófago. Obra de Pere Aguilar. S, XIV. (Obsérvese al caballero con el escudo a la funerala y arraste de la bandera. Sobre esta tema podéis consultar en la página de Inicio = Actualizaciones, un artículo dedicado al "Correr las Armas".


(*) ENTERRAMIENTO DE LOS QUERALT EN STA. COLOMA (Tarragona). - En Cataluña, los nobles Ponç Berenguer y Sanxa de Queralt habían iniciado hacia el año 1171 la práctica familiar, al elegir su sepultura en el claustro del monasterio de Santes Creus. Tras ellos, numerosos miembros de este linaje determinaron en sus últimas voluntades que sus cuerpos descansaran en lugar que pertenecía a sus dminios territoriales. Construido el sepulcro familiar a mediados del siglo XIII, se trasladaron a él los restos de todos los Queralt que se hallaban enterrados en épocas anteriores en el monasterio de Santes Creus, a principios del siglo XIII, en las proximidades de Santa Coloma de Queralt, se edifica una pequeña capilla en la que esta familia se constituye en sus principales benefactores. La vinculación a Santa María de Belloc adquiere un carácter muy especial y a mediados del siglo XIV puede hablarse propiamente de una fundación particular de este linaje. Sus miembros crean beneficios y capellanías, la enriquecen con retablos y otros objetos de culto. Los Queralt son en definitiva, quienes promueven la recién creada Orden de Nuestra Señora de la Merced, en Belloc, orden al servicio de la redención de cautivos, que vendrá a sustituir una comunidad mixta de donados instala en el lugar ya a finales del siglo XIII. Los legados testamentarios van siendo cada vez más numerosos. Finalmente acaban eligiendo la iglesia de enterramiento. El mismo fenómeno ocurre en los diferentes reinos españoles, Aragón, Castilla, Galicia, por citar algunos de éstos. Se presupone anterior a esta fecha la construcción de la capilla, de Santa María de Belloc se data en el año 1200, inicialmente fue dedicada a Sant Honorat y que formó parte a partir de entonces del patrimonio de los Timor-Queralt, señores de la villa, que utilizaron el santuario como panteón familiar a partir de Pere II, heredero de Pere I, relegaron a un segundo plano en sus preferencias en detrimento de la iglesia parroquial de Santa Coloma. Arnau de Timor, señor de Queralt (1204-1236) tenía tres hijos que tomaron el hábito de templario y desempeñaron funciones importantes en la Orden. Su hijo Jaume fue comenador de Vallfogona y Gardeny, así como lugarteniente del maestre provincial. Otro hijo, Arnau, llegó a ser comendador de Huesca, Gardeny, Barberá y Monzón, así como lugarteniente del maestre de Cataluña y Aragón. El tercer hijo, Pere II de Timor-Queralt, personaje de leyenda, llamado "Corazón de Roble" (Cor de Roure - cat.), fue señor de la baronía, heredando a su padre desde 1230. Quedándose viudo en 1257 Pere II de Queralt ingresó en la orden del Temple donde estuvo hasta su muerte en 1275. Él fue comendador de Monzón, Miravet, Gardeny y lugarteniente del maestre provincial. Precisamente este caballero fue el primer señor del castillo enterrado en este templo que a partir de aquel momento se convirtió en el panteón de Queralt. Este mismo año Arnau de Timor, miembro de esta familia, por entronque entre los Timor y Queralt, entre sus legados y codicilos testamentarios, figura uno de 1.ooo sueldos a esta capilla. Anteriormente, los Queralt se hacían enterrar en el monasterio de Santes Creus, de hecho aun permanece el sarcófago de la familia en la galería norte de dicho monasterio. La vinculación del linaje de los Queralt a esta iglesia, es un ejemplo más del poder y riqueza de estas familias altomedievales, como tantas otras de afianzar el prestigio alcanzado en épocas anteriores. En el siglo XIII alrededor de la iglesia de Santa María de Bell-lloc fueron levantados diferentes dependencias y el claustro, creando un conjunto conocido como Convento de la Merced que según versiones existentes fue relacionado con la orden del Temple. El claustro y otras dependencias fueron derrumbados en 1835... con la nueva ley de esamortizaciones llamada de Mendizábal. El año 1944 se declara el santuario como monumento histórico-artístico y queda englobado como santuario dentro de la parroquia de Santa Coloma de Queralt. Que al fin recupera el protagonismo, que se le había quitado con la fundación de la capilla por parte de los Queralt. (Basado y extraído en parte: “Esteban de Burgos y el sepulcro de los Queralt en Santa Coloma (Tarragona)”, Francesca Español.